Con excepción de los terrenos y otros bienes, el valor de casi todos lo activos se reduce con el transcurso del tiempo, desde el momento en que son comprados o que se ponen en servicio. Esta pérdida de valor es lo que se conoce como depreciación y su origen es precisamente por el uso del bien o por el transcurso del tiempo o por ambos. Por la obsolescencia o insuficiencia. Para la depreciación es posible de calcular gracias al sistema de activos fijos.

¿Qué es la depreciación de activos fijos?

La Depreciación Acumulada es el monto total del gasto de depreciación asignado a un activo específico desde que en este se comenzó a usar. Se trata de una cuenta de activos, pero negativa, por la cual amortiza, el saldo de la cuenta de activos con la que está asociada. La Depreciación Acumulada representa el monto total que el activo se ha depreciado a lo largo de la vida útil del activo.  Los activos pueden sufrir una baja en valor debido al uso y desgaste, daño, deterioro u obsolescencia, entre otros factores. Estos activos fijos se trata de los métodos de saldos decrecientes y de línea recta para calcular la depreciación.

La depreciación acumulada es una cuenta de valoración que indica el monto del costo total del un activo que se ha cargado contra los ingresos y se informa en el balance general. Con el paso del tiempo, los activos fijos se van desgastando, lo que casi siempre afecta a su rendimiento y exige un mantenimiento más riguroso. Calcular la depreciación de los activos nos permite saber cómo los activos se desvalorizan y cómo las inversiones se distribuyen a largo plazo.

¿Cómo saber el precio real de la depreciación?

Los activos fijos que se utilizan dentro de las empresas sufren deméritos, precisamente por el uso que se le da y por el paso del tiempo. A esta pérdida de valor de los bienes se les conoce como “depreciación” y en materia contable, dicha depreciación deberá de reconocerse como un gasto, y en materia fiscal como una deducción autorizada (Deducción de Inversión).Todos esos elementos lo tomamos en el Sistema de Activos Fijos y logramos darle el seguimiento contable y fiscal ofreciendo una solución con el Sistema de Depreciación digitalizado.

Cuando una empresa está en vías de expansión tiene que tener un control mucho más desarrollado en el cuidado y gestión de sus activos, en especial cuando los administradores principales están gestando vía remota, por ello tener un control vía software en la nube que otorgue las facilidades de clasificar, gestionar, acomodar, reportar y hasta de etiquetar cada activo fijo (tangible o intangible) es una necesidad básica para empresas y departamentos especializados en la administración.