Los activos fijos de una empresa, tangibles o intangibles, engloban los bienes, derechos, recursos y otras herramientas controlados económicamente por una organización o empresa resultantes de sucesos pasados de los que se espera obtener beneficios o rendimientos económicos en el futuro. 

Diferencia entre amortización y depreciación de los activos fijos de una empresa

Si bien existe una similitud entre ambos términos porque los dos se refieren al reconocimiento de la pérdida de valor de los activos fijos de una empresa, la principal diferencia que hay entre depreciación y amortización, es que la primera se refiere a activos fijos tangibles y la segunda a activos fijos intangibles. 

¿Qué es la amortización de activos fijos?

Todas estas devaluaciones rebajan el activo de una empresa y, por ende, se reflejan en una reducción de sus beneficios, razón por la que deben ser recogidas en su contabilidad y en en el balance anual. A este proceso por el que se cuantifica el deterioro de los bienes se le denomina amortización si tiene como objeto los activos fijos intangibles.

La amortización facilita el cálculo de los gastos, cuya diferencia con los ingresos contribuye a obtener el cálculo de los resultado de explotación y valorar el patrimonio de una compañía. A través de este término se añade a los productos el gasto de la depreciación.

¿La amortización es sólo sobre los activos fijos intangibles?

Los activos fijos intangibles se refieren a aquellos bienes abstractos, que no se pueden tocar, y sin embargo, generan valor para la empresa. Pero además, esta es una lista de cosas que los distinguen de otro tipo de bienes: 

  • Su valor económico está determinado por el consenso entre varios actores que forman parte de un mismo mercado. 
  • Por tanto, involucran a otras instituciones en su regulación.
  • Pueden tener una vida útil finita o infinita. En este último caso no es posible amortizarlos. 
  • Su valor residual por regla es cero. Salvo que haya un compromiso de compra cuando al acabar su vida útil o un mercado en el que pueda venderse. 

Algunos bienes intangibles pueden ser marcas, patentes, licencias, el know how de una empresa, derechos de autor, franquicias, créditos mercantiles, entre otros. 

La amortización además permite calcular correctamente los gastos, cuya diferencia con los ingresos permite calcular los resultados de explotación y valorar adecuadamente el patrimonio de la empresa. Mediante la amortización, se incorpora a los productos el gasto de la depreciación.

 

¿Cómo se calcula la amortización de activos fijos?

La amortización es el gasto que recoge la pérdida de valor de un activo que va a estar en la empresa durante más de un año y que su pérdida de valor puedes provenir de varios orígenes y que su contabilización es obligatoria siguiendo la norma básica de la contabilidad, su cálculo por lo general es de forma lineal, es decir, que ejercicio tras ejercicio se le retira la cantidad que pierde año tras año con un base, consiste también en reflejar en una cuenta de gastos la depreciación sistemática anual del activo y, paralelamente, hacer disminuir este valor en la cuenta misma del elemento. Suele seguir un plan de cuotas de depreciación establecido que se reparte de forma sistemática a lo largo de los años de vida útil del activo.

De igual forma la mejor manera en no caer en errores y poder contar de forma sencilla la amortización de activos fijos se encuentra en la capacidad digital de una plataforma que realiza las operaciones como el de Software Activos, que hace estos cálculos y lleva la contabilidad de activos, así como el manejo, uso, stock de manera actualizada al momento.

 

Aquí en Software de Activos te queremos dar la mejor garantía de tener un software especializado en activos fijos y cómo puede darle el valor correcto a los activos fijos intangibles, así como proveer herramientas digitales para a tener una mejor administración de los bienes de tu empresa, acércate ahora y encontrarás la mejor oferta del mercado.