Control de Activos Intangibles en Empresas

El control de los activos de una empresa es una tarea primordial para resguardar el patrimonio, realizar las tareas fundamentales, conocer diferentes coeficientes requeridos por las autoridades financieras en el país, saber qué procesos se pueden mejorar y sobre todo para saber cómo, cuándo, quién y para qué se utilizan.

Existen dos principales categorías de activos fijos: los tangibles y intangibles. Los tangibles son aquellos que se pueden mover, tocar o usarse físicamente, mientras que los intangibles son los que no se pueden ver ni tocar por su naturaleza inmaterial pero aportan valor a la empresa por su contenido como software o programas.

Software son activos intangibles

Los programas o softwares que las empresas utilizan para su operación ofrecen una licencia de uso o en otros casos, los programas se desarrollan por un tercero para cubrir una necesidad puntual.
A los programas de cómputo, softwares, concesiones,  se les considera como un activo intangible porque son bienes inmateriales que dan una ventaja de competencia valiosa. En muchas empresas los activos intangibles son incluso más importantes que los mismos activos tangibles y pueden ser un diferenciador entre empresas del mismo giro.

Características de los activos intangibles

Entre las características de los activos intangibles podemos destacar las siguientes:

  • No poseen apariencia física.
  • Son bienes inmateriales como privilegios, ventajas de competencia y derechos que resultan valiosos, ya que aumentan los ingresos de una empresa.
  • Son activos de amortización gradual durante el tiempo que estén en vigencia.
  • Generalmente son utilizados para el suministro de productos y servicios, o para fines administrativos.
  • En vista de su condición intangible, es muy difícil darles una valoración en la contabilidad.

Sin embargo, por estas mismas características en las que no pueden ser percibidos salvo con otro instrumento como una computadora, muchas veces no se les resguarda de una manera adecuada.

Es muy conveniente que las empresas se preocupen por cuánto pueden valer, su uso, actualizaciones y si se van deteriorando con el paso del tiempo o determinados acontecimientos o si, por el contrario, su contribución a la valoración de la empresa se va reforzando con el tiempo.

Algunos ejemplos de activos intangibles incluyen: propiedad intelectual, softwares propios y de terceros, derechos contractuales, marcas y slogans, Intangibles duros, licencias, sistemas informáticos, datos, acuerdos y relaciones, contratos entre otros.

Solución para control de activos fijos intangibles en empresa

La manera de administrar los activos fijos de una empresa ha cambiado para bien con el sistema de administración de activos fijos que hemos desarrollado ideal para todo tipo de empresas que quieran tener el control sobre sus activos, por ello también es necesario saber qué son y cuáles son los tangibles e intangibles.

Nuestra puntuación