En Software de Activos Fijos sabemos que en el Mundo de los Activos Fijos la Depreciación juega un papel muy importante es por eso que en este articulo te escribimos sobre los Activos Fijos que no se Deprecian.

Los Activos Fijos que no se Deprecian

son aquellos que no sufren desgaste o demérito por el uso a que son sometidos y que por tanto no pierde un precio, al menos contablemente.

Por regla general todos los Activos fijos se deprecian, pero existe algunas excepciones, por lo que existen unos pocos activos fijos que no son susceptibles de depreciar.

Recordemos que el objetivo de la depreciación es reconocer en el estado de resultados el desgasto que sufre todo activo como consecuencia de su utilización.

Como la depreciación es el reconocimiento de un gasto producto de la utilización de un activo, cuando este no está en condiciones de ser utilizado, naturalmente que no será depreciado.

Entre los activos no depreciables tenemos:

En este grupo tenemos los edificios en construcción o la maquinaria y equipo en montaje. Mientras estos activos se estén construyendo o montando, no podrán ser utilizados y por tanto no serán objeto de depreciación. Se depreciarán una vez estén en capacidad de ser utilizados y de generar ingreso, por consiguiente se debe asociar a ese ingreso el gasto que ha contribuido a generarlo.

Otro activo fijo que no se deprecia son los terrenos. Estos, por disposición legal no son objeto de depreciación, aunque en algunos cazos valdría la pena revisar esta postura.

Terrenos

Debe considerarse como activo fijo cuando se haya construido en él la planta industrial u oficinas y éstas estén en servicio conforme al objeto social de la compañía.

La compactación, relleno, canales de riego, obras de drenaje, muros de contención y caminos internos, aumentan el valor de los terrenos, al igual que los bienes reputados inmuebles por su naturaleza, adherencia o destinación y que formen parte exclusivamente del inmueble.
Ejemplos de este rubro tenemos: taladros, remachadoras, engrapadoras industriales, afiladoras, etc. Las herramientas menores que no son de fácil control, y sus costos no son muy significativos en comparación a las herramientas pesadas, como por ejemplo, desarmadores, pinzas, tijeras, martillos, alicates,etc., se pueden cargar directamente a resultados, o a su vez clasificarse dentro de otros Inventarios en el grupo Corriente y cargarse a resultados conforme el trato y la duración que se de a los mismos .

 

La ley ha partido del supuesto que los terrenos no se desgastan por su uso, puesto que 100 M2 serán siempre 100 M2, pero en casos como los terrenos dedicados a la agricultura sí que se pueden desgastar, aunque igualmente nunca disminuirá su área por la utilización del terreno.

No obstante, un terreno utilizado por la agricultura, al cabo de algunos años su productividad habrá llegado al mínimo, e inclusive hay terrenos que después de un largo uso quedan completamente inservibles. Si bien estos terrenos se pueden rehabilitar mediante cuantiosas inversiones, el proceso de agotamiento continuará irremediablemente, por tanto, debe existir alguna forma de reconocer la perdida de productividad de un terreno.

Igual sucede cuando el terreno se ve afectado por un deslizamiento, como suele suceder en nuestras cordilleras, donde fincas completas simplemente desaparecen, debe entonces en este caso existir un mecanismo que permita reconocer estas situaciones y su impacto en la estructura financiera de la empresa o el comerciante.

Esta información sobre Activos Fijos que no se Deprecian nos sirve para mucho ya que de lo contrario podría causarnos problemas con la contabilidad y la administración de nuestros activos Fijos.

Ya que los activos fijos no depreciables son muy específicos es importante identificar esta información. En Software de Activos Fijos te ayudamos con la administración de tus Activos