Aquí en Software de Activos queremos que sepas todo lo relacionado con los pasivos en una empresa, así como sus movimientos en precio por ello hoy hablamos sobre cómo un control de pasivos te puede ayudar a controlar todo lo relacionado con la contabilidad de tu empresa.

¿Qué es un pasivo?

Un pasivo consiste en las deudas que la empresa posee, recogidas en el balance de situación, y comprende las obligaciones actuales de la compañía que tienen origen en transacciones financieras pasadas.

El pasivo se deduce del valor total de la empresa, ya que representa las deudas que tendrá que pagar en algún momento del futuro. La forma de la deuda puede variar, pero puede incluir gastos, préstamos, ingresos no obtenidos u obligaciones legales de la empresa.

Clasificación del pasivo

El pasivo contable se clasifica según su exigibilidad en el tiempo, es decir, cuánto tiempo tardan en vencer estas obligaciones. El pasivo de divide en:

  • Pasivo no exigible o fondos propios.
  • Pasivo exigible: Son todas las deudas que la empresa posee frente a terceros como proveedores, bancos u otros acreedores. El pasivo exigible se divide a su vez en:
  • Largo plazo o pasivo no corriente o fijo: vence en un periodo superior a un año.
  • Corto plazo o pasivo corriente o circulante: vence en un periodo inferior a un año.

Los créditos que presenta el pasivo, generalmente son provenientes del comercio, es decir son consecuencia o resultado de la adquisición de bienes materiales, inversiones de otro tipo, por adquisición de dividendos, intereses de dinero recibidos en préstamos.

Tipos de pasivo en contabilidad

El tipo de pasivo de una empresa se clasifica de acuerdo a su grado de prioridad en una empresa:

1. Pasivo Circulante

Acá se agrupan todas las deudas y obligaciones que puedan ser cobradas antes de 12 meses. Entre las principales, se cuentan aquellas contraídas con:

  • Proveedores de bienes y servicios esenciales para la operación del negocio.
  • Acreedores diversos, es decir, aquellas entidades a las que se les adeuda una determinada cantidad por conceptos distintos al giro principal de la empresa. Un ejemplo de ello son las compañías telefónicas o de energía eléctrica.
  • Documentos por pagar que avalen cualquier deuda a liquidar durante los siguientes 12 meses.

2. Pasivo Consolidado

Acá se incluyen aquellas deudas a pagar un plazo superior a un año, tales como:

  • Hipotecas cuyas cantidades están proyectadas para ser liquidadas en varios años, e incluso décadas.
  • Documentos por pagar a largo plazo.

3. Pasivo Diferido

Servicios cobrados anticipadamente que obligan a la empresa a proporcionar un servicio posterior. Éstos pueden ser de la más diversa naturaleza, como:

  • Honorarios por concepto de asesorías, servicios técnicos, seminarios y cualquier concepto similar.
  • Cuotas administrativas.
  • Arrendamiento de inmuebles cobrados anticipadamente por un plazo determinado, sea éste trimestral, semestral, anual o el que corresponda.
  • Intereses anticipados.
  • Servicios operativos proporcionados a un tercero.

En general, todo aquel concepto que genere un ingreso previo a la prestación del servicio se considerará deudas que la empresa tiene y debe pagar.

Te invitamos a que visites el blog de Software de Activos Fijos en México, donde actualizamos mes con mes para dejarte informado sobre temas que te interesan para llevar la contabilidad de tu negocio de forma correcta.

En Sistema de Activos Fijos contamos con las mejores herramientas para llevar el control de tus activos Fijos no lo pienses mas y contáctanos para recibir el mejor software especializado en activos fijos.