¿Qué son los activos circulantes?

Dentro del mundo financiero que opera en el sistema económico globalizado de hoy en día, uno de los términos que resultan más esenciales para los inversionistas y empresarios de todo tipo, es el activo circulante, que también es denominado como activo corriente. Básicamente, el activo circulante consiste en el activo líquido con el que cuenta una empresa a la fecha de cierre de un ejercicio fiscal, por medio de recursos tales como: caja, bancos, y diversos tipos de activos financieros a corto plazo.

El activo circulante, es el activo líquido que se da al momento del cierre de un ejercicio o en caso de que se pueda convertir en dinero antes de llegar al plazo de doce meses. Se trata de un activo que continuamente se encuentra en operación y puede venderse utilizarse, transformarse en efectivo o entregarse como pago de una operación común.

¿Dónde están los activos circulantes en las empresas?

En este tipo de activo se encuentran los bienes materiales como los productos que están esperando por venta, estos pueden ser muy variados y esto va a depender del tipo de organización.

De igual forma, se pueden conseguir los componentes de diferentes procesos de producción de una empresa como los son las materias primas, maquinarias de producción y los productos semiterminados o ya terminados.

Estas son características que se relacionan directamente con las grandes empresas que producen y venden mercancías, que se pueden dividir según la existencia, administración y manejo

De igual manera, también incluye los activos que son convertibles en dinero dentro de los doce meses siguientes, es decir que se pueden convertir en efectivo dentro del plazo de un año, a través de clientes, lo que se encuentra en existencias o también las obras en curso, tales como cuentas por cobrar, inversiones financieras a corto plazo o deudores comerciales.

¿Qué tipos de activos circulantes existen?

Al hablarse de un activo circulante, se refiere al balance de las organizaciones, por lo tanto es un documento imprescindible que debe estar dentro de la contabilidad de un negocio. Es necesario realizar un buen balance, ya que es muy importante para tener el conocimiento de cómo se encuentra el desarrollo interno del negocio.

Cuando se hacen los cálculos de estos activos, así como del capital y los pasivos, se puede tener un aproximado de la cantidad de dinero que se tiene disponible, cuáles son las deudas que se tienen pendientes y toda la situación en general sobre el negocio.

Aquí en Software de activos queremos que tengas el software más avanzado del mercado de los activos para que sea más eficiente tu empresa y la toma de decisiones sea aún mejor con especializaciones en todo tipo de activos, únete ahora a las miles de empresas que toman ya nuestro consejo de añadir un sistema que optimiza el uso de estos con Software de Activos.