Todo activo fijo de una empresa se realiza pensando en un funcionamiento o servicio para la empresa que está utilizando dicho bien (independiente mente del tipo de activo que se esté utilizando), existe una clasificación en este tema donde la empresa decide si el activo es capitalizable o no. Para esto se tiene que enfocar el tema en la vida útil del activo, su función y en otros casos su producción teniendo en claro las características antes nombradas sobre dicho activo es más fácil entender y clasificar sobre sendas divisiones, la clasificación debe estar sobre todo enfocada a una visión del beneficio que va a obtener la empresa a futuro, ya que es ahí donde se define si el activo a calificar es capitalizable, el beneficio para el caso de los activos capitalizables debe ser claro contra la mejora adquirida.

 

Los activos fijos capitalizables son ingresos futuros, promesas de pago que en un momento dado se pueden (dependiendo del activo) convertir en dinero o capital tangible, y por ello se pueden sumar como costos factibles de ser capital utilizable para la empresa.

 

El primer activo capitalizable es el adquirir un activo fijo tangible nuevo, para caso donde activo ya existe pero entra en un aumento de valor debido a que aumento en cantidad, calidad del activo, o el aumento de vida útil del bien a la original como es una restauración con el propósito de que este tenga una producción normal o renovación o remplazo total de la unidad, renovación, aumento productivo del bien para aquellos en genera donde el rendimiento del activo, este tipo de activos se identifican como una inversión donde los beneficios son a futuro, también si este se asocia a una reducción de costos de operación, el hecho de que un activo fijo sea capitalizables es que estas inversiones que se realizan a dichos bienes son cargados AL COSTO DEL ACTIVO FIJO, convirtiéndolo en un activo fijo mejorado incrementando el bien principal causando una modificación en su registro y en su depreciación.

 

En algunos casos los desembolsos que se generó al activo fijo se realizan de forma independiente cuando generalmente cuando la vida útil del activo supera en su actualización del bien por una mejora.

 

En cambio los activos no capitalizables son aquellos donde el valor, la vida útil, su producción no aumento y estas se traducen en solo gastos del período y representan deducciones del patrimonio de la empresa, como lo son instalaciones con duración menor a un año, cambios menores a los bienes existentes donde no se realiza una mejora al activo como tal y por ultimo las reparaciones ya que estas solo pueden asegurar que el activo mantenga el mismo funcionamiento al que se había adquirido.

 

Por último se el activo a futuro no presenta una claro beneficio es decir entra en duda si es capitalizable o no, se le clasifica como activo fijo no capitalizable.