En Software de Activos Fijos y Sistema de Control de Activos Informáticos te hablaremos hoy acerca de la vida útil de activos fijos de una empresa  te empezaremos por decir que se entiende como vida útil el tiempo durante el cual un activo puede ser utilizado, al mismo tiempo durante el cual puede generar rentabilidad.

Y es que toda empresa para poder hacer o para poder desarrollar su objetivo en la sociedad necesita de una serie de activos fijos, los cuales, como consecuencia de su utilización, se van desgastando hasta el punto de quedar inservibles, de hecho debido a la naturaleza de algunos activos o del uso que se les dé tendrán una vida útil más corta que otros activos

En Software de Activos Fijos y Sistema de Control de Activos Informáticos podemos decirte en términos generales, que la ley ha considerado que los autos y computadores tienen una vida útil de 5 años, mientras que a la maquinaria y equipo tendrá una vida útil de 10 años y en cuanto a las edificaciones y las construcciones tendrán una vida útil de 20 años, pero sabemos que estos valores no siempre son reales ya que habrá algún activo al que le tendrán más cuidado alargando su vida útil

Como en el caso de los terrenos, se puede considerar que su vida útil es indefinida,  y es algo que dependiendo de su destinación puede o no ser cierto, en Software de Activos Fijos y Sistema de Control de Activos Informáticos podemos decirte que la vida útil sirve como una referencia para la depreciación de los activos fijos, para lo cual se divide el valor del activo por su vida útil para determinar la proporción que corresponde a la depreciación pero también podemos decirte que la vida útil de un activo puede alargarse si se le hacen reparaciones y adiciones, pero la depreciación de un activo fijo es la reducción de su valor histórico contable ya sea de las propiedades, planta y equipo por su uso o caída en desuso, o por el desgaste de estos activos fijos durante su vida útil

En resumen podemos decirte que la vida útil corresponderá  al lapso de tiempo durante el cual se espera que estos activos aporten a la generación de ingresos en la cuestión económica de la empresa  y que debe reconocerse periódicamente a través de la depreciación de su valor histórico ajustado.