En Software de Activos te diremos  cuáles son los tipos  de activos de una empresa y la mejor forma de definir un activo de una empresa  es todo aquello que representa el valor de todas las propiedades de la misma, y estas se clasifican normalmente en tres tipos de activos, como lo es circulante, diferido y fijo.

El activo circulante es aquel que  representa la liquidez de la empresa, ya que estos activos se pueden convertir en efectivo en un corto plazo. Incluye los valores en caja, bancos, cuentas por cobrar, deudores, inventarios, etc.

El activo diferido son las pertenencias o inversiones de la empresa que no se pueden convertir en efectivo en el corto plazo, donde se incluyen en este apartado las inversiones a largo plazo, préstamos efectuados a largo plazo, anticipos de impuestos, etc.

Los Activos Fijos son todos aquellos que se incluyen en las inversiones de la empresa como son los  inmuebles, herramienta, vehículos, maquinaria, etc. Que es en lo que Software de Activos Fijos pudiera llegar a ayudar a tu empresa, ya que con este Software  de Activos Fijos podrás  obtener un mayor control de tus Activos  Fijos, y es que los activos que posee una empresa simbolizan los recursos que los dueños tienen para el desarrollo de la actividad productiva de la empresa y es el resultado de las operaciones diarias que traen beneficios  económicos a ella.

Todos los recursos de la empresa representan razonablemente la situación financiera de acuerdo a los activos en un periodo determinado para esto puede ayudarte lo que son los inventarios que son un sistemas de evaluación donde puedes comprobar donde está el dinero de tu empresa ya que los activos representan los bienes y derechos tangibles e intangibles de propiedad de la empresa, que en la medida de su utilización, son fuente potencial de beneficios futuros, los hay de propiedad, de planta y equipo y representa todos los activos tangibles adquiridos, construidos o en proceso de construcción, con la propósito de emplearlos en forma permanente, para la producción de otros bienes y servicios, para arrendarlos, o para utilizarlos en la administración, que no están destinados para vender y cuya vida útil sobrepasa el año de utilización.