La administración de los activos fijos de una empresa es uno de los puntos más importantes para poder utilizar los recursos tangibles e intangibles con el fin de facilitar las tareas de una organización. Saber las diferencias entre activos circulantes y activos es de suma improtancia en las empresas para conocer el estado de los inventarios mientras se conoce la capacidad de movimiento de estos.

¿Qué son los Activos Circulantes?

Un activo circulante es un activo que una empresa predice convertir en efectivo o prevé consumir en un periodo no mayor a doce (12) meses. Es posible liquidarlo por efectivo, normalmente en el periodo de un (1) año y se consideran al calcular si una empresa puede pagar pasivos a corto plazo.

En este tipo de activo se encuentran los bienes materiales como los productos que están esperando por venta, estos pueden ser muy variados y esto va a depender del tipo de organización. De igual forma, se pueden conseguir los componentes de diferentes procesos de producción de una empresa como los son las materias primas, maquinarias de producción y los productos semiterminados o ya terminados.

Los activos circulantes típicos incluyen:

  • Efectivo y equivalentes de efectivo
  • Cuentas por cobrar
  • Inventario
  • Paquetería
  • Materia Prima
  • Gastos pagados por anticipado

Los activos circulantes son importantes para el funcionamiento diario de una empresa. Proporcionan a la empresa liquidez, lo que significa que pueden utilizarse para pagar las deudas a corto plazo.

Si los activos que posee una empresa pueden convertirse en líquidos en un periodo menor a 12 meses o un año, entonces son activos circulantes.

Los activos no circulantes son aquellos que no se espera que se conviertan en efectivo dentro de un período de un año. Los activos no circulantes típicos incluyen:

  • Inversiones a largo plazo
  • Propiedades, planta y equipo
  • Inmuebles, planta y equipo
  • Activos intangibles

Los activos no circulantes son importantes para el crecimiento a largo plazo de una empresa. Representan las inversiones que la empresa ha hecho para generar ingresos y crear valor en el futuro.

Diferencias entre activos circulantes y activos no circulantes

La siguiente tabla resume las principales diferencias entre activos circulantes y activos no circulantes:

La comprensión de la diferencia entre activos circulantes y activos no circulantes es importante para los empresarios y los inversores. Los activos circulantes son importantes para el funcionamiento diario de una empresa, mientras que los activos no circulantes son importantes para el crecimiento a largo plazo.

Control de activos circulantes con software

La mayoría de las empresas privadas hoy en día tienen la necesidad de automatizar su proceso de inventario de activos fijos, así como la identificación de tal forma que le proporcione al área de Almacén y de Operaciones Logísticas el control de poder realizar conteos en lapsos más cortos de una forma rápida y segura, permitiéndole tener actualizado e identificado el stock de sus productos.

Con el Software de Activos para control de activos cirulantes es la  base del éxito de una compañía reside en la administración responsable, y esto acarrea la constancia y la atención minuciosa a los movimientos, dado que un pequeño descuido puede convertirse rápidamente en una avalancha.

Nuestra puntuación