En cualquier empresa, es importante contar con un sistema de supervisión de activos fijos que permita garantizar su estado y ubicación. Este sistema puede basarse en recorridos o rondines, dos métodos que tienen sus propias características y ventajas.

Recorrido

Un recorrido es una actividad programada que se realiza de manera periódica para verificar el estado de los activos fijos. Este método suele ser utilizado por empresas de gran tamaño, con una amplia cantidad de activos repartidos en diferentes ubicaciones.

Los recorridos pueden ser realizados por personal interno o externo, y pueden ser de carácter visual o técnico. En el caso de los recorridos visuales, el personal se limita a verificar el estado general de los activos, mientras que en los recorridos técnicos se utilizan herramientas específicas para realizar inspecciones más detalladas.

Rondón

Un rondín es una actividad de vigilancia que se realiza de manera permanente o periódica. Este método suele ser utilizado por empresas de menor tamaño, con una cantidad de activos más reducida.

Los rondines suelen ser realizados por personal de seguridad, que se encarga de verificar el estado de los activos y de detectar cualquier anomalía.

Diferencias entre recorrido y rondín

La principal diferencia entre recorrido y rondín es la frecuencia con la que se realizan. Los recorridos suelen ser programados con antelación, mientras que los rondines pueden ser realizados de manera permanente o periódica.

Otra diferencia importante es el tipo de personal que los realiza. Los recorridos pueden ser realizados por personal interno o externo, mientras que los rondines suelen ser realizados por personal de seguridad.

Por último, los recorridos suelen centrarse en la verificación del estado general de los activos, mientras que los rondines también pueden incluir la vigilancia de los activos.

Ventajas de los recorridos

Los recorridos ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Permiten verificar el estado general de los activos fijos.
  • Pueden ser realizados por personal interno o externo.
  • Pueden ser adaptados a las necesidades específicas de cada empresa.

Ventajas de los rondines

Los rondines también ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Pueden realizar una vigilancia permanente o periódica de los activos.
  • Pueden ser realizados por personal de seguridad, que está capacitado para detectar cualquier anomalía.

Software de activos fijos

La utilización de un software de activos fijos puede ayudar a mejorar la eficacia de los recorridos y rondines. Este tipo de software permite registrar la información de los activos, programar los recorridos y rondines, y generar informes de las inspecciones realizadas.

Track Vigilante

Track Vigilante es un software de seguridad privada que ofrece una solución completa para la supervisión de activos fijos. Este software permite realizar recorridos y rondines de manera eficiente y segura, y genera informes detallados de las inspecciones realizadas.

Track Vigilante ofrece una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Permite registrar la información de los activos de manera sencilla y precisa.
  • Permite programar los recorridos y rondines de manera automática.
  • Genera informes detallados de las inspecciones realizadas.

La elección entre recorrido y rondín dependerá de las necesidades específicas de cada empresa. Las empresas de gran tamaño, con una amplia cantidad de activos repartidos en diferentes ubicaciones, suelen optar por los recorridos. Las empresas de menor tamaño, con una cantidad de activos más reducida, suelen optar por los rondines.

La utilización de un software para vigilancia profesional como Track Vigilante puede ayudar a mejorar la eficacia de los recorridos y rondines de activos fijos en cualquier lugar, independientemente del método elegido.

Nuestra puntuación