En el tema de Activos Fijos se involucran diversos conceptos y uno de ellos son Los Costos del activo fijo pero esos van cambiando según la vida Útil del Activos Fijos.

COSTOS DE ADQUISICIÓN Y/O CONSTRUCCIÓN

Los activos fijos se valorizan, en principio, al costo, de adquisición o construcción de los respectivos bienes. Dicho costo debe actualizarse posteriormente para reflejar los efectos de la inflación (corrección monetaria).

Los valores a que se registren los activos fijos deben incluir todos Los Costos que se relacionan directamente con su adquisición o construcción, incluso aquellos necesarios para que los bienes queden en condiciones de ser utilizados por el Comprador. Por consiguiente, el costo de los activos fijos debe incluir partidas tales como costo de diseño, cargos por transporte, costos de instalación; valores necesarios para alzar los gravámenes existentes, costos iniciales de reconstrucción, los honorarios legales y de otra naturaleza que se devenguen, y Los Costos de financiamiento. Los descuentos obtenidos en la adquisición de un bien deben rebajarse del costo del mismo.

En el caso de bienes inmuebles, la contabilidad deberá registrar separadamente el valor asignado al terreno y a las construcciones, de haberlas, utilizando un método apropiado en las circunstancias. Si las construcciones existentes en los inmuebles comprados han de ser demolidas con el objeto de dejar el bien en condiciones de uso para el comprador, deben asignarse al valor del terreno el costo total de dichos inmuebles, más Los Costos de demolición, deduciendo los valores que se obtengan de la venta de los materiales de demolición.

Cuando se construyen propiedades, el costo debe incluir los honorarios de los arquitectos, Los Costos de excavación, los pagos a contratistas de construcción, los materiales y la mano de obra directos, los permisos y los seguros de construcción. Los Costos extraordinarios incurridos durante la construcción, tales como los causados por ineficiencias, por incendio u otra catástrofe, no deben activarse.

Los Costos indirectos incurridos durante el período de actividad normal de construcción y atribuibles directamente a ella, deben activarse. Sin embargo, cuando la actividad de construcción de un bien específico es interrumpida, no es aceptable activar los costos indirectos incurridos en el período de inactividad.

COSTOS DE MANUTENCIÓN

Para efectos de este Boletín, se denominan costos de manutención aquéllos en que se incurre en forma programada para mantener un bien en operación normal.

Los Costos de las manutenciones que se realizan regularmente en cada ejercicio, para mantener el bien en operación normal durante su vida útil estimada originalmente, deben contabilizarse con cargo a resultados en el período en que se incurren.

Los Costos de mantención mayor, que dadas las características de algunos bienes es necesario efectuar cada cierto número de ejercicios, tales como carena de buques, revisión técnica (overhaul) de aviones, cambio de refractarios en hornos, etc., deben contabilizarse siguiendo alguna de las dos alternativas señaladas a continuación, atendida la política de depreciación adoptada por la empresa:

  • Si la vida útil asignada al bien, o a alguno de sus componentes que se deprecien en forma separada (ejemplo, refractarios de altos hornos), corresponde al período de tiempo que mediará entre su puesta en funcionamiento y la fecha en que se programe efectuar la mantención mayor requerida para extender su vida útil, se deberá activar el costo de dicha mantención y depreciarse en el período que mediará entre la fecha de reincorporación del bien a la actividad productiva o de servicio y la fecha en que se programa efectuar una nueva mantención mayor para que el bien pueda continuar en funcionamiento.
  • Si la vida útil asignada al bien corresponde al período máximo de utilización del mismo, para cuyo cumplimiento se requerirá efectuar una o más manutenciones mayores, el costo de ellas deberá provisionarse lineal mente en cada ejercicio con cargo a resultados, de tal forma que a la fecha en que se efectúe cada una de ellas se cuente con una provisión adecuada que cubra dicho costo.

COSTOS DE REPARACIÓN

Para efectos de este Boletín, se denominan costos de reparación aquéllos en que se incurre en forma imprevista, para solucionar el desperfecto de algún bien y restituirse sus condiciones normales de operación.
Los Costos de reparación deben contabilizarse con cargo a resultados en el período en que se incurren, dado que ellos no aumentan la vida útil estimada originalmente para el bien.

COSTOS DE ADICIONES Y MEJORA

Para efectos de este Boletín, se denominan costos de adiciones y mejoras aquéllos en que se incurre con el objeto específico de extender significativamente la vida útil, o incrementar significativamente la capacidad productiva o eficiencia original del bien.

Los Costos de adiciones y mejoras deben contabilizarse con cargo al activo fijo. En el caso que dichos costos modifiquen la vida útil del respectivo bien, deberá procederse a depreciar el valor neto del bien, más Los Costos de adiciones y mejoras, en el período de vida útil restante que técnicamente se haya determinado. Si no se producen modificaciones en el período de vida útil con motivo de las adiciones y mejoras, el costo de estas deberá depreciarse en el período de vida útil restante del bien respectivo.

En Software de Activos Fijos sabemos la importancia de este tema para los activos fijos ya que estos se involucran directamente con la Depreciación.